Historia del Fila Brasileiro

small logo
 
 
Por MVZ. César Gutiérrez Pérez
 
"La historia de esta raza se puede remontar a tres o cuatro siglos, existen varias teorías de su origen, lo que sí es verás es que ha evolucionado de forma natural debido a las necesidades de los primeros colonizadores del Brasil para tener un perro de trabajo vigoroso y enérgico para la guardia, la caza y el pastoreo."

Cuatro estudiosos de la raza mencionados en el “Gran libro del Fila Brasileiro” escrito por el propietario del criadero Kirimáua en Río de Janeiro Procopio do Valle, Enio Monte y 43 colaboradores en el año de 1981 y en donde cada uno expone su propia teoría:

Teoría del Dr. Paulo Santos Cruz (Criadero Parnapuan):
Comenta que puede ser el resultado del cruzamiento de Mastín Inglés, Bloodhound y el Old Buldogue.

Teoría de Procopio do Valle (Criadero Kirimáua ):
A partir de perros tipo amastinado junto con la influencia del Engelsen Doggen o mejor conocido como Dogue de Fort Race traído de Inglaterra en 1631 y asentado en la región de Pernanbuco al noreste de Brasil.
   

Teoría de Francisco Peltier de Queiroz:
Comenta que la raza se formó a partir de perros indígenas como el aracambé (que en realidad es un pariente de las martas no es un perro), perros salvajes como el guará (que realmente esta considerado como lobo), perros callejeros y perros llevados a Brasil como el Mastín Inglés, Bloodhound y Bulldog Inglés.


Teoría de Procopio do Valle (Criadero Kirimáua ):
A partir de perros tipo amastinado junto con la influencia del Engelsen Doggen o mejor conocido como Dogue de Fort Race traído de Inglaterra en 1631 y asentado en la región de Pernanbuco al noreste de Brasil.
   

Cualquier historia que usted escuche sobre el origen del Fila Brasileño será solo eso una história pero tratemos de conocer de dónde surgieron o como llegaron los diferentes perros que se mencinan en estas teorías al territorio brasileño.

En el año 1500 con la llegada de Pedro Alvarez Cabral y los portugueses a la bahía de Guanavara en Río de Janeiro y posteriormente con las inmigraciones, los europeos llevaban consigo a sus filas terceirences (de la Isla Terceira en el Archipiélago de las Islas Azores).

Desde 1530 los portugueses habían implantado el cultivo de caña de azúcar por lo que utilizaban gran cantidad de mano de obra indios y principalmente esclavos negros traídos del África, que en un año podían ser hasta 30 mil y que eran custodiados por los perros ya que cada plantación tenía un promedio de 200 trabajadores. En años posteriores estos esclavos fueron utilizados para la minería, agricultura y otras actividades económicas.

1532 se funda la colonia portuguesa de São Vicente por Martim Afonso de Sousa, la primera de las 15 capitanías.

 
En 1624 unos perros de caza llevados por los holandeses durante su asentamiento en la región nordeste Pernanbuco (hoy Recife) se cruzaron con perros locales y con perros tipo bulldog provenientes de Inglaterra a los que se les llamaba “buldogues” proliferaron y se diseminaron a lo largo del Río San Francisco adaptándose a las condiciones de vida, y a los que se conocía como Engelsen Doggen y del que se presume heredó su temperamento y tenacidad.
 
Ese mismo año en una carta de un órgano del gobierno holandés escrita en flamenco dice “ Una remesa de 300 perros auxiliaron a los soldados holandeses en la captura de indios, negros y portugueses, que se encuentran desarmados”. Pero en ella no se hace mención a una raza en especial.
 
La primera mención histórica data de 1663 cuando los portugueses importaron perros de combate de las Islas Azores perros que se presume se originaron a partir de cruzas de Perros de presa españoles, bulldogs y mastínes ingleses estos perros eran y son conocidos como Filas Teiceirences y fueron utilizados para rechazar la invasión de los holandeses a la región Nordeste brasileño.
 
En la Ciudada de Olinda cerca de Recife en el nordeste del país existe un grabado flamenco que muestra perros de gran tamaño y cabeza voluminosa datado de 1671.
 
Durante los siglos XVII y XVIII se realizan expediciones al territorio brasileño en búsca de oro y diamantes, en estas expediciones que salen de Sao Paulo también los “bandeirantes” (expedicionarios) se hicieron acompañar por perros
 
1808 A la llegada de nuevos pobladores al Brasil trajeron consigo perros tipo Foxhound, Perdigueros, Mastínes Ingleses y Bloodhounds con la introducción de estas nuevas razas y los rústicos ejemplares existentes surge el Fila Brasileiro.
 
Eran perros más livianos en osamenta, con un paso largo y ligero todo esto para poder actuar con más agilidad. Además de que su dieta consistía en harina de maíz con agua.

De los Engelsen Doggen se cree obtuvo razgos físicos como orejas levantadas, colores de capa y una grupa más alta que la cruz.
   
De los Mastínes Ingleses, el tamaño y la sustancia. La cabeza grande y fuerte, el cuello corto y la grupa redondeada. Además de los colores del manto y la máscara negra.
   
Del Blodhound las habilidades como perro de rastreo, la abundante piel suelta y el tipo de labios flojos y pendulosos.
   
Otra teoría especula que del Fila terceirense heredó la capacidad como perro de pastoreo y en la cola un rasgo que a veces se ve en los filas durante el movimiento y que consiste en que la cola se tuerce o voltea de un lado a otro.

1817 en una ilustración hecha por el principe Maximilien de Wiednewied muestra a los filas del sur de Bahía en el valle del Río San Francisco como perros cuidadores de ganado.
   
En 1850 en el gobierno de Pedro II se extingue el comercio de esclavos y en 1888 con la Abolición de la esclavitud en Brasil la raza comienza a disminuir en el número de ejemplares dedicados a su custodia; Pero el Fila comienza a desarrollar otros trabajos.
 
Entre 1890 y 1911 El Coronel Candido Rondón tiene el primer contacto en el Mato Grosso (zona oeste del Brasil) con los indios Nhambiquaras durante el tendido de líneas telegráficas; para realizar su labor en la selva llevaron Filas especialmente entrenados para la persecución de jaguares (onças en portugués) y a los que se les castraba en la creencia de que por ese motivo vivirían más tiempo.

Alrededor del año 1900 el perro comieza sufrir modificaciones de acuerdo con las necesidades de los hacendados ya fuera como perro de guardia, de caza o como pastor de ganado.
 
En 1930 Los Gran Danés eran muy populares en Brasil, y se trató de inyectar sangre de esta raza al Fila Brasileño, Afortunadamente como la raza ya estaba establecida, estos intentos no provocaron ningún cambio.
   
Al conocer sus cualidades como perro de gurdia, protección, cacería y cuidador de ganado en 1940 el Fila comienza su acenso hacia la popularidad.
 
Realmente no hubo ningúna investigación ordenada sobre la raza antes de 1946, año en que se reconoce como raza por el Kennel Club Paulista y por la Confederación Brasileña de Cinofilia; Se establece la primera descripción de la raza.
 
1954 se crea el primer Club Barsileño de la raza y se realizan las primeras exportaciones de filas al extranjero, especialmente a Alemania para el Principe Albercht von Bayern.
 
En 1968 la raza es reconocida por la F.C.I. como la primer raza Brasileña y los Doctores Erwin Rathsam, Paulo Santos Y Joao Ebner escriben el primer estándar de la raza.
 
En 1974 en Río de Janeiro se hace por primera vez en Latinoamérica un timbre postal con un perro, en esta estampilla estaba representado un Fila brasileiro.
 
A partir de los años 70’s se trata de disminuir la agresividad de los perros permitida en la primera norma racial, ya que en los años 60’s algunos ejemplares trataban de atacar a los jueces durante el juzgamiento en las exposiciones; entonces muchos criadores comenzaron a seleccionar a aquellos ejemplares que tenían un carácter menos violento.
 
En el simposium de la raza celebrado en la ciudad de Brasilia en 1976 se revisa el primer estándar y se establece una segunda norma racial reformada, en ella se establece que el perro debe “permanecer indiferente a los traúnsentes” cuando es llevado por su dueño fuera de su territorio.
 
Algunos otros criadores no aceptaron estos cambios al comportamiento del perro dando así origen en 1978 al Clube de Aprimoramento do Fila Brasileiro (Cafib) cuya filosofía es preservar el temperamento original del Fila mencionado en el antiguo estándar especialmente en lo que concierne a la “fuerte aversión a los extraños”.
 
Procopio do Valle, Enio Monte y 43 colaboradores en el año de 1981 escriben el “Gran libro del Fila Brasileiro” .
 
1982 Se convierte en la raza más popular del Brasil. Y comienza su diseminación por todo el mundo Alemania, Nigeria, Japón, Sudáfrica, EEUU, Nueva Zelandia, Portugal, Holanda, Hungría, Argentina y por supuesto México
 
1983 Se realiza un congreso nacional en Río de Janeiro para el mejoramiento de la rza y un año después se modifica por tercera vez la norma racial, misma que es vigente hasta nuestros días.
 
En 1984 la criadora y juez brasileña Clelia Kruel funda en el estado de Georgia EEUU el Fila Brasileiro Club of America y aunque el American Kennel Club no lo reconoce como raza, estos ejemplares pueden ser exhibidos en exposiciones organizadas por la “American Rare Breeds Association” (ARBA por sus siglas en Inglés).
También el los Estados Unidos en 1992 se funda en el estado de Texas la Asociación de Fila Brasileiro.
 
A México los primeros Filas llegan en el año de 1987 importados por el Sr Felipe Xacur Baeza mexicano radicado en Brasil quién en junto con el Sr Canison fundan el criadero Gaoní hoy Itaboca, llegan dos machos y una hembra preñada de la cual nacen los primeros Filas en México. Por su labor en la difusión de la raza tanto en México como en Brasil le ha permitido ser Miembro de la comisión Nacional de Fila por parte de la CBKC, ser juez especialista de la raza y Representante de la CBKC en la raza Fila Brasileño a nivel Internacional. Su criadero Itaboca se encuentra localizado en la Ciudad de Mérida Yucatán.
 
En lo referente a Clubes el primero en formarse fue el Club Mexicano de Criadores de Fila Brasileiro quienes realizan su primera exposición en el año 2003. el Segundo club constituído es el Club de Amigos y Criadores de Fila Brasileiro en Mexico, constituído en el 2004. ambos clubes son el resultado de la positiva respuesta de los criadores mexicanos hacia la raza. quiénes cuentan con ejemplares de excelente calidad.
Acerca de Nosotros | Mapa del Sitio | Contactenos
©2004 Criadero Itaboca.